Noticias
Recomendar en Facebook

2019-06-10 12:52:28
Fundaci贸n AFIM y el Ayuntamiento de Santander, juntos Entre Fogones

El pasado 6 de junio, un grupo de 10 usuarios de Fundación AFIM Santander participaron en una práctica actividad encaminada tanto a fomentar su autonomía personal como para disfrutar de una divertida jornada. Se trata de "Entre Fogones", un proyecto organizado por el Ayuntamiento de Santander, a través de su programa de “Ocio y Cultura para todos”, de la Concejalía de Autonomía Personal. 



Se realizó en el Hotel Escuela Las Carolinas de esta ciudad cántabra y allí se dirigió el grupo. "Quedamos en la Fundación a las 15:30 y cogimos un taxi grande de 8 personas para subir hasta la calle General Dávila", comenta Patricia desde la delegación de Fundación AFIM. 
"Nos recibió Yolanda, nuestra chef, con quien estuvimos inicialmente en un aula, donde nos enseñó la receta que íbamos a preparar, las indicaciones que teníamos que seguir, las precauciones que debíamos tener, etc. Nos dio una carpeta con un bolígrafo, la receta con sus pasos y un delantal regalo del hotel". 
Y llegó el momento de pasar a la zona de la cocina. Lo primero de todo fue lavarse las manos y recogerse el pelo, para luego formar dos equipos, uno capitaneado por Yolanda y otro por Patricia.
"Y comenzamos. Lo primero que hicimos fue preparar la quesada porque teníamos que meterla al horno 45 minutos y luego dejarla enfriar, y a la vez pusimos a cocer los huevos. Una vez preparada la masa de la quesada, la repartimos en tres moldes y la metimos en el horno industrial. Y sacamos los huevos cocidos y los pelamos", detalla Patricia.
"Seguimos preparando la receta de los huevos, preparamos el relleno y la decoración, rellenamos los huevos y emplatamos, decorando el plato con lechuga a modo de nido y colocamos una flor hecha con un pimiento relleno de la masa y lo metimos en la nevera a enfriar.
Continuamos con los bocartes “al matrimonio”, lo primero que había que hacer era limpiarlos y quitarles la espina central. Les colocamos en una fuente y les rellenamos con pimiento y queso filadelfia y lo cerramos con otro bocarte, los rebozamos y a la sartén, y por último emplatamos y decoramos con ensalada y flores comestibles.
Para finalizar emplatamos la quesada y la decoramos con menta, frambuesas y canela".
Está claro que el grupo realizó un menú de categoría. "Disfrutamos muchísimo con la actividad, ya que a todos nos gusta mucho comer. Pero no se nos olvidó la tarea final: recogimos y fregamos también como los verdaderos profesionales".